El Certificado Energético – de obligatorio a útil

El Certificado de Eficiencia Energética es un documento obligatorio para la gran mayoría de los inmuebles que se pongan a la venta o en alquiler, salvo en limitadas excepciones, siendo obligación del vendedor o arrendatario ponerlo a disposición del comprador o inquilino. Además en algunas comunidades autónomas como Galicia, es obligatorio mostrarlo en la publicidad de un inmueble puesto a la venta o alquiler.

Asimismo es obligatoria la inscripción en el registro de certificados de eficiencia energética de edificios de la comunidad autónoma correspondiente.

Los técnicos cualificados para suscribir  los certificados de eficiencia energética son Arquitectos, Arquitectos técnicos o Aparejadores, Ingeniero e Ingenieros Técnicos habilitados para redactar proyectos de edificación.

En el mercado existe multitud de ofertas para la realización de estos informes, en muchos casos con precios que difícilmente pueden ser rentables para el técnico que los realiza si le dedicase el tiempo necesario para llevar a cabo un trabajo de calidad que le sea realmente útil para el futuro comprador o inquilino. En la mayoría de los casos se escoge la oferta más económica únicamente para cumplir con la obligación legal.

Sin embargo, más allá de esta obligación legal, el certificado energético tiene su utilidad en el momento de adquirir una vivienda u oficina, pues éste nos indica:

1. El consumo de energía por metro cuadrado, y
2. Las emisiones de CO2 por metro cuadrado y año del inmueble.

certificadoenergetico_calificacion

Pero tenga en cuenta que:

NO indica el coste de mantener el inmueble caliente en la estación fría o fresco en la cálida. Aunque si bien es cierto que un menor nivel de consumo de energía supone también un menor consumo de energía necesaria para climatizar el local. Cuanto más se acerca la calificación de consumo energético a la letra A, mejor aislado o mejor diseñado estará el local desde el punto de vista de eficiencia energética.

Sin embargo como los precios de la electricidad, el gasóleo, los pellets, la leña o el gas, etc. fluctúan, éstos pueden hacer variar  el coste económico del consumo de la climatización de un año a otro.

Las emisiones de CO2 nos indican la cantidad de este gas que se emite a la atmósfera para producir la energía consumida por la vivienda o local. Así aunque dispongamos de una fuente de energía eléctrica que en nuestro inmueble no produce ninguna emisión, se tiene en cuenta las emisiones que se producen en los puntos de generación de la electricidad como las centrales térmicas. Así cuanto más se utilizan las energías renovables en un país (solares, eólicas, etc.) o sin emisiones de CO2 (nucleares, hidráulicas, etc.) menos penalizada se ve la energía eléctrica, por el contrario si la producción se basa en centrales térmicas, sobre todo de carbón, más penalizada estará.

Tenga en cuenta que tanto la calificación de consumo de energía como de emisiones de CO2 son más fiables cuanto mejor hecho está el informe. Generalmente con cuanto más rigor se realiza el estudio, mejor calificación energética obtiene el local.

Es preceptivo que en el informe se indiquen una serie de mejoras, tanto constructivas o de las instalaciones, para la mejora de la eficiencia energética del local. Lo cual puede ser útil si deseamos bajar el consumo de energía mejorando la eficiencia energética.

¿Cómo puedo saber si un certificado energético está hecho con rigor tomando los datos más reales posibles?

Existen muchas ofertas para la realización de estos certificados, muchos compitiendo por precio. En algunos casos con precios tan bajos que no compensa al técnico visitar la vivienda, tomando los datos por teléfono para cubrir el informe. Obviamente aunque los resultados sean legalmente suficientes, es difícil que reflejen la situación energética del inmueble lo mejor posible.

1. Una manera de comprobar si un informe está hecho con datos reales es comprobar los datos del técnico certificador, verificar que visitará el inmueble para la toma de datos y desconfíe de precios demasiado económicos.

certificadoenergetico_tecnico

2. Un indicador del rigor con que se han recogido los datos para el informe es el apartado “Modo de obtención”. El técnico certificador puede elegir entre:


a) por defecto
b) estimadas y
c) conocidas


Si en todos los apartados pone “por defecto”, sería una señal de que el técnico no empleó mucho tiempo para aproximarse a los valores reales.

certificadoenergetico_modoobtenciondatos

3. Otro apartado a tener en cuenta es la viabilidad de las recomendaciones para la mejora en la calificación de la eficiencia energética propuestas por el técnico. Dependiendo del detalle y la calidad de las sugerencias y su viabilidad se puede deducir cierta implicación en el trabajo o la falta de ella.


En base de estas recomendaciones se puede incluir también una estimación del coste de la mejora. Esto mismo sería otro dato útil para tomar una decisión de compra o no de una vivienda que procede de un certificado energético bien hecho.

certificadoenergetico_mejoras

Por cierto: Las sanciones en España van desde 300 a 6.000 € por la ausencia o imperfección de un certificado energético.

Nosotros recomendamos la preparación de un certificado energético completo y serio por:
a) la obligación legal
b) la utilidad ambiental y
c) la transparencia y honestidad que complementa a la compraventa.



Los comentarios están cerrados.